Salsa Barbacoa casera

La salsa barbacoa es sin duda la salsa más popular para acompañar carnes que, como su nombre indica, se elaboran a la parrilla. Aún así, se trata de una salsa que sirve de acompañamiento no solo a carnes sino también a pescados, verduras, patatas o incluso platos de pasta.

ingredientes

  • 2 cebolletas (o en su defecto, una cebolla de tamaño medio).
  • 2 cucharadas soperas (en adelante c/s) de azúcar moreno.
  • 2 c/s de salsa Perrins (se puede sustituir por salsa Worcestershire).
  • 1c/s de pimentón dulce (o si lo prefieres, pimentón picante).
  • 1c/s de mostaza (lo ideal es utilizar mostaza a la antigua, ya sea triturada o en grano).
  • 2c/s de miel (lo ideal es una de miel común y otra de miel de caña).
  • 2 c/s de ketchup.
  • 200 gr de salsa de tomate (mejor si es casera) o tomate natural triturado.
  • 1 c/s de salsa de soja.
  • 4 c/s de vinagre.
  • 1 c/s de aceite de oliva.
  • 7-8 gotas de tabasco (opcional, y la cantidad puedes echarla al gusto, ve probando la salsa).
  • Pimienta negra molida y sal.

preparacion

  • Lava las cebolletas, elimina la parte verde y las raíces y pícalas muy finitas.
  • En una sartén antiadherente con el aceite de oliva y con el fuego a temperatura media, echa la cebolleta y un poco de sal y deja que se cocine hasta que esté blandita y transparente, sin llegar a dorarse (tardará casi 10 minutos).
  • Cuando la cebolla esté prácticamente lista, añade el azúcar moreno y revuelve bien durante un par de minutos para que la cebolla termine de caramelizarse por completo.
  • A continuación añade la salsa de tomate y remueve bien, deja que se cocine todo junto otro par de minutos.
  • Ahora es el momento de añadir el resto de ingredientes: la salsa Perrins, el pimentón dulce (o picante), la mostaza, la miel, el ketchup, la salsa de soja, el vinagre, pimienta negra molida al gusto y el tabasco (opcional, solo si quieres darle un toque picante).
  • Deja que se cocine todo a fuego lento durante 5 minutos, removiendo de vez en cuando y procurando que no se te pegue.
  • Prueba la salsa para rectificar su sabor y que quede a tu gusto 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *